Sueños y pesadillas

Desde las urbanas tierras de Sao Paulo, el viejo y barbudo Paulo Freire, diseñó una fórmula que nos otorga una prueba para explicarnos por qué somos lo que somos: "Soñamos y trabajamos para recrear el mundo, porque nuestro sueño es un sueño con una realidad menos malvada, menos perversa, en que uno pueda ser más gente que cosa. Pero, al mismo tiempo trabajamos en una estructura de poder que explota y domina. Y esto nos plantea esta dualidad que nos hace mal".

En otra oportunidad, el educador que vivió aprendiendo, se enojó y reveló: "Nadie es, si se prohibe que otros sean".

2 comentarios:

Gisela Leites dijo...

gracias por comartir tu blog, es interesante. Aunque veo no es muy frecuente tu publicación, voy a pasar seguido...
saludos
www.estadosdemi.blogspot.com

Mario Sabo dijo...

muy interesante todo el blog. siga asi compadre. un abrazo